Hotel Chipiona | Corrales de pesca

¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

Corrales de pesca

Los corrales de pesca
Los corrales de pesca de Chipiona forman un original conjunto histórico, cultural y paisajístico que es herencia de una cultura pescadora rural antigua, presumiblemente romana o árabe. Los corrales de pesca son cerramientos artificiales de piedra ostionera sobre la zona rocosa intermareal, o plataforma de abrasión; estructura geológica procedente de acantilados prehistóricos, rebajados durante millones de años por la fuerza erosiva del oleaje.
Los corrales son un arte de pesca antiquísimo, cuyo origen se atribuye a los romanos, si bien hasta finales del siglo XIV no existen documentos fidedignos de su existencia. Los corrales están construidos sobre una playa de pendiente suave, para que dejen en bajamar un amplio espacio en seco.
Un corral se compone de una pared, levantada con grandes piedras de la mar en la base y a los lados y rellena de cascotes y grava. La gran proliferación de ostiones, lapas y escaramujos que crecen sobre las piedras actúan a modo de “cemento natural” que compacta y da solidez al conjunto. El corral comunica con el mar a través de los caños, pasadizos de unos 50 cm de diámetro situados en la base de la pared. El número de caños es variable, pero suele ser elevado (unos 30 o 40 por corral) con el fin de que el agua escurra rápidamente en la marea vaciante.
Para que el corral pesque, antes de que se llene de agua, los caños deben estar tapados con las rejillas. Los peces entran en el corral pasando por encima de la pared, cuando el agua la va cubriendo con la marea creciente.
Cada corral está a cargo de un catador, responsable de su mantenimiento y primera persona autorizada para entrar en él a pescar. Cuando el corral empieza a descoronillar (o escoronillar), es decir, cuando empieza a asomar las puntas de las piedras más altas de la pared, el catador llega al corral para disuadir con su presencia a otros mariscadores.
Cercano al momento de la bajamar, el catador entra a pescar. Una vez que recoge, o marca con la tarraya las piezas que le interesan, entran los demás mariscadores, que capturan lo que le catador deja por detrás.
Para más información sobre los corrales de pesca http://www.jarife.org; también www.chipionacamaleon.blogspot.com
Desde la asociación Jarife se realizan visitas guiadas a los corrales de pesca de la playa de “Las Canteras”en la temporada estival bajo petición.
Desde el Centro de Interpretación de la Naturaleza y el Litoral “El Camaleón” también realizan visitas gratuitas a los corrales de pesca de la playa “Camarón” que se encuentran al otro lado del cordón dunar. Estas visitas se realizan de lunes a viernes por las mañanas en grupos como mínimo de 7 personas. Es recomendable solicitarlas con 15 días de antelación.

 

SUBIR